En la actualidad día con día se implementan acciones que facilitan las cosas o favorecen la experiencia. Hablar sobre puertas resultaría algo demasiado común, sin embargo, la forma de ingresar a cualquier instalación puede ser una buena o mala experiencia y las puertas automáticas han tomado relevancia en este caso.


Cuentan con un valor para el visitante

Contar con puertas automáticas instaladas en centros comerciales y edificios ya es algo que forma parte de la cotidianeidad y la gente se ha acostumbrado a ello, en caso de que no se cuente con esta facilidad puede ser causa de una mala experiencia e incluso una calificación negativa para el establecimiento


Facilitan tareas

Las puertas automáticas facilitan el acceso a personas de la tercera edad y personas con carritos o carreolas,


Son signo de respeto

Existen países para los cuales permitir el acceso a la gente con deficiencia es una obligación. Por lo que una puerta automática es signo de inclusión.


Se evita contacto

Al no tener contacto directo con la puerta, se evita el contacto con su superficie y es benéfico para instalaciones como hospitales, centros comerciales, supermercados, entre otros.


Son más seguras

Las Puertas Automáticas crean una barrera física, aumentando la seguridad del local, sobre todo cuando integrada a un Sistema de Control de Acceso.

Ese tipo de control es muy utilizado en ambientes que restringen el acceso, como oficinas, reparticiones públicas y hospitales.